Videos de Ovnis

Una recopilación de unos muy buenos videos de objetos voladores no identificados, vean los y pues juzguen ustedes mismos.

Ovni en una de las torres gemelas:

Ovni en el mar:

Ovnis en el espacio:

Ovni visto desde un avion:

Les posteo esos, ojala les gusten y que sean de su agrado.

Gracias por estar en conquistamerica.wordpress.com

Anuncios

Se ha llegado a encontrar El arca de Noé?

Entre las primeras leyendas conocidas por el hombre se encuentra una que habla de una gran inundación y una gran arca que sobrevivió a la misma, en la que viajaban personas y animales para que renovasen la vida en un mundo mejor.

Esta leyenda forma parte de la cultura religiosa de las naciones antiguas y de las tribus de todos los continentes. En las tradiciones hebrea, cristiana y musulmana se cita el monte Ararat como el lugar donde tomo tierra el arca. este monte se encuentra en la actualidad en el nordeste de Turquía.

https://i2.wp.com/www.netambulo.com/wp-content/uploads/2007/09/arca-de-noe2.jpg

La palabra ararat viene de urartu, un antiguo termino asirio para designar a armenia. la biblia especifica que fue ararat y también “las montañas de armenia” el lugar del desembarco del arca. pero no dice sobre que montaña atraco, aunque el monte ararat se ha visto santificado por la tradición y la leyenda, como el lugar donde al fin descanso el arca de noe.

Durante muchos siglos, han habido viajeros que han testimoniado haberla visto congelada en el hielo, montañeros que han afirmado haberse hecho con fragmentos de la misma, considerados como reliquias religiosas, pilotos militares que han informado haber volado por encima de ella durante las dos guerras mundiales, e incluso un informe del satélite ERTS, en 1974, captado a 4.500 metros, muestra algo en una gran grieta, “claramente ajeno a cual Frank Morse, presidente del comité aeronáutico y de ciencias espaciales del senado, “era del tamaño exacto de la forma que debía tener el arca”.

Imagen arca de Noe:

Dado que durante el paso de los siglos el monte Ararat ha sufrido cierto numero de terremotos y erupciones volcánicas, el arca, aunque protegida por su estado de congelación, tal vez haya sufrido daños o puede haberse partido. Esto puede explicar el descubrimiento de lo que parece ser la parte inferior del gran navío, a unos 2.400 metros del nivel del suelo. Esta podría haberse deslizado por la montaña y quedar enterrada en un banco de barro a unos 20 kilometros de su lugar original (unas grandes anclas y partes de la popa se han encontrado a lo largo del camino de ese presunto deslizamiento). Si este casco forma parte de los restos del arca, la parte superior debería encontrarse todavía a un nivel de 4.200 metros debajo del hielo.

El “casco”, arrastrado a la superficie a causa de un presunto deslizamiento del barro helado en 1.948, ha sido examinado por algunos expertos que, hasta los años ochenta, quedaron intrigados, dado que el artefacto, aunque tenia la forma de un gran navío, estaba hecho de piedra. las dimensiones del casco eran casi iguales a las medidas dadas en codos que aparecen en el génesis, el primer ejemplo en la biblia de unas estadísticas exactas. Desde 1.948, estos restos se han ido alzando lentamente  desde el barro helado y, a medida que lo hacen, sus lineas parecen adoptar cada vez con mayor consistencia la forma de una nave.

Un radar para estudiar cosas debajo de la superficie que se llevo hasta aquel lugar mostró metales y radios unidos que soportan el casco de popa a proa y de babor a estribor, así como divisiones de varios puentes en números secciones. En lo que se refiere al barco de piedra, ahora parece que una estructura de cañas y madera fue ligada con cemento (K-F-R), traducido erróneamente del original arameo como “madera de ciprés”.

El casco se encuentra lleno de tierra solidificada y barro, y se halla en la actualidad bajo la protección del gobierno turco para una investigación que proyectaban llevar a cabo los arqueólogos.

Una nueva señal que apunta al camino que lleva hacia el artefacto tan fuera de lo corriente dice simplemente “nub´un Gemesi, es decir, “Arca de Noe”

Sea o no sea esta realmente el arca de Noe, resulta obvio que se trata de los restos conservados de un gran navío, mas grande que cualquier otro que sepamos que haya existido en una remota antigüedad.

http://oldearth.files.wordpress.com/2009/02/ark1.jpg

Gracias por estar en conquistamerica.wordpress.com

La Isla de Pascua

Perdida en el silencio profundo del Océano Pacífico, reposa la isla de Rapa Nui, conocida también como la Isla de Pascua, de 117 m2, a casi 2.000 kms. de la Polinesia y a más de 3.700 kms de Chile, su país soberano. Sólo la curiosidad nos puede llevar a este sitio perdido, a una isla volcánica, sin árboles, sin otro interés más que los famosos Moais, las esculturas en piedra que dominan su paisaje, tristes, impávidos al paso del tiempo, y misteriosos. Continuamente, desde que Jacob Roggeveen en 1722 la descubriera a los europeos, a sus tierras se acercan antropólogos con el firme propósito de encontrar el por qué de su origen… y sin embargo, sobre cualquier teoría persisten los mitos, las leyendas de la isla, casi la superstición.

//
// //

Isla de Pascua

Estos moais forman parte del Parque Nacional de Rapa Nui, desde 1935. Sus impresionantes siluetas se pueden encontrar, en peor o mejor estado, por toda la isla, hasta contar un número casi de 1.000 esculturas, talladas en toba volcánica traídas de las canteras del volcán Rano Raraku. El que se encuentra en mejores condiciones es el Ahu Tahal, que se encuentra en la capital de la isla, Hanga Roa. El Ahu Te Pito Kura posee unas piedras redondas sobre la cabeza hechas en escoria roja de las canteras de Puna Pau. Como ocurre con toda la historia de estos monumentos tampoco se sabe a ciencia cierta el por qué unos llevan este “tocado” y otros no, aunque lo más aceptado es que representan un moño o un sombrero que tenían los indígenas cuando llegaron los europeos. Ahu Vinapu y Akahanga son esculturas que curiosamente se encuentran tumbados…

Y si Roggeveen fue su descubridor oficialmente, las teorías más conocidas son las que Thor Heyerdahl hizo a partir de su expedición a la isla en 1955. Su hipótesis se basa en el origen andino de sus primeros colonizadores, contra las teorías más generalizadas de que su origen es polinesio. No obstante, en torno a las gigantescas esculturas siguen habiendo numerosos misterios, pues nadie ha podido determinar cómo se extinguieron aquellos indígenas, o como fueron capaces de transportar y construir semejantes estatuas que pueden llegar hasta los 10 metros de altura, los 7,5 metros de diámetro y casi 20 toneladas de peso y una antigüedad que podría remontarse a los siglos IV o V d.C.

Moais

Y si de recorrer la isla se trata, no sólo hay que dejar de visitar la capital, Hanga Roa o el volcán Ranu Raraku, sino también Orongo, donde se encuentra un importante centro ceremonial, Ana Katenga, una serie de cavernas que se abren a los acantilados de la isla, y, sobre todo, Anakena, la playa más grande de la isla con cocoteros y aguas de color azul-verdoso, y donde se obtiene una de las más famosas fotos que se puedan obtener de la isla de Rapa Nui: el Ahu Nau Nau, un conjunto de siete moais juntos a lo largo de la costa, mirando al mar.

Fuentes de informacion:

http://locuraviajes.com

Gracias por estar en conquistamerica.wordpress.com